ÚNETE
FÓRMATE
Cardioprotégete

El Programa Salvemosnuestrocorazón es una iniciativa de carácter social y de salud pública, impulsada por diferentes entidades públicas y privadas, que persigue como objetivos fundamentales la prevención y la protección cardíaca de toda la población.

Campaña desfibriladores de la sexta

Con tu firma pides a tu Comunidad Autónoma que desarrolle una normativa a favor de la cardioprotección que incluya la obligación de instalar desfibriladores en espacios públicos y la despenalización de su uso por personal no sanitario. Porque todos estamos preparados para salvar vidas.

Aquí

¿Qué hacemos?

Sin título-1
 A través de conferencias, coloquios, charlas, talleres, etc, en colegios, asociaciones vecinales, clubes deportivos, y demás colectivos sociales, donde se explica a la población en general

 

2
Implantando zonas cardioaseguradas en todos aquellos lugares con alta afluencia de personas, mediante la dotación de desfibriladores externos automatizados y la formación de personas no sanitarias del entorno del desfibrilador, en soporte vital básico y manejo del desfibrilador.

¿Cómo se lleva a cabo?

 

El programa se lleva a cabo mediante la creación de diversos proyectos, vinculados con las personas, los espacios públicos, o distintos colectivos que se identifiquen con ellos.La adhesión a estos proyectos es voluntaria,  generando un argumento  de pertenencia para cada uno de los mismos, ya sea por su situación física, el colectivo al que va dirigido,  por la Responsabilidad Social Corporativa u otros argumentos, ya que el fin de cada proyecto es el mismo, salvar vidas.

Corazón rural

Proyecto de prevención y protección primaria coronaria en el ámbito rural

Corazón vecinal

Proyecto de prevención y protección primaria coronaria en el ámbito urbano

¿Por qué nace?

 

El Programa Salvemosnuestrocorazon nace como respuesta a la necesidad que tiene la sociedad actual de hacer algo para luchar contra el  elevado número de muertes súbitas cardiacas que se producen anualmente fuera del entorno hospitalario.Según el Instituto Nacional de Estadística, las enfermedades isquémicas del corazón, y su manifestación como parada cardiaca súbita, es la principal causa de muerte en España. Se producen más de 40.000 muertes anuales en España, por parada cardiaca súbita, siendo Andalucía la tercera Comunidad Autónoma con mayor tasa de mortalidad en 2012 por esta razón.
Más del 90% de los casos ocurre fuera del ámbito sanitario, en espacios públicos (colegios, vías públicas, edificios administrativos públicos y privados, centros o complejos deportivos, centros comerciales,  restaurantes, piscinas, supermercados, estadios,  hoteles, cines, etc.) y en presencia de otras personas.
La atención correcta a la parada cardiorespiratoria consiste en la aplicación precoz de una serie de acciones conocidas como cadena de supervivencia que incluye, por este orden, el reconocimiento de la situación y activación del sistema de emergencias sanitarias, el inicio inmediato de las maniobras de soporte vital básico, la desfibrilación eléctrica precoz y la rápida instauración de las técnicas de soporte vital avanzado.
Cadena de supervivencia
Por cada minuto de retraso en actuar ante una Parada Cardiaca Súbita, las posibilidades de supervivencia del paciente que la sufre disminuyen un 10%. Una aplicación rápida y correcta de las acciones contempladas en la cadena de supervivencia, entre las que destaca la desfibrilación eléctrica precoz con un DESFIBRILADOR EXTERNO AUTOMATIZADO (DEA), podría aumentar las tasas de supervivencia en 3 de cada 4 casos. Por esta razón,  la intervención de las personas presentes en el momento de la parada cardíaca se convierte en fundamental.
eltiempocomofactor
Únete